Con garra mexicana: mezcal Ojo de Tigre

Ojo de Tigre es un mezcal  artesanal con notas de frutos secos y complejidad herbal, creado por el actor y productor Luis Gerardo Méndez en colaboración con Casa Lumbre.

 

Con garra y orgullo 100% mexicano

 

El mezcal artesanal Ojo de Tigre nos tiene enamorados desde que su creador Luis Gerardo Méndez en colaboración con Casa Lumbre lo dieron a conocer en 2018. Pues ante el inminente crecimiento en el consumo de esta bebida a nivel nacional e internacional, era de esperarse que este mezcal joven, de perfil suave, dulce y herbal se posicionara como uno de los favoritos para los amantes de las bebidas espirituosas.

 

La piedra de la libertad

 

De herencia milenaria, este mezcal, disponible en su versión joven y reposado, está inspirado en una variedad de cuarzo de color amarillo y pardo dorado en bandas, con reflejos tornasolados, apreciado como una piedra semipreciosa y también llamado “la piedra de la libertad”.

 

Sin duda, es una invitación a probar la esencia de la cultura mexicana, ya que su producción inicia con la selección de dos variedades de agave: el Espadín (angustifolia), originario de Oaxaca,  y el Tobalá (potatorum), proveniente del estado de Puebla. Se jiman a los 7 y 14 años de vida, respectivamente, llevándonos por un viaje dulce que termina en la cocción y molienda de las piñas en piedra volcánica (tahona), regalándonos así un poco de las tradiciones de cada región.

 

 

Sabor de tierra mexicana

 

La cocción de Ojo de Tigre se lleva a cabo a través de un hueco en la tierra, donde se hace un horno cónico de piedra que se llena de madera de pino y encino y roca volcánica, y se tapa con petate y tierra, haciendo una especie de barbacoa, donde las piñas se cuecen durante una semana aproximadamente. Es de aquí de donde obtenemos las notas ahumadas en cada sorbo de este mezcal lleno de tradición.

 

El proceso de fermentado y destilación no está lejos de estas técnicas milenarias, pues mientras en la primera se utilizan tinas de fermentación de madera sustentable por alrededor de 10 días, obteniendo un “mosto muerto” de unos cinco grados alcohólicos, en la segunda se llevan a cabo dos destilaciones en pequeños alambiques de cobre.

 

Anforita de antaño

 

Algo que caracteriza y enamora a cualquiera que vea la botella de Ojo de Tigre es el  diseño particular que rememora a las anforitas de antaño, invitando al mundo a adentrarse en las costumbres del México rural.

 

 

Único en su especie y con garra mexicana, el mezcal artesanal Ojo de Tigre es realmente un regalo de México para el mundo, pues desde 2020 la marca concretó una alianza con Pernod Ricard, dueña de bebidas como Absolut Vodka, Passport Scotch y Chivas Regal, para llevar el sabor de nuestras tierras a más de 160 países.

 

 

 

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *