Revolución del casete

“Los jóvenes de hoy” es una forma un tanto incorrecta de intentar entender a las nuevas generaciones. Mientras tanto, el casete está llevando a lo alto la premisa de que en nuestros tiempos las cosas eran mejores.

 

Texto por Chris Flynn

 

 

El regreso de un grande

 

Atuamos como si los adolescentes fueran androides monosilábicos no comunicativos, pero en realidad tienen un millón de formas diferentes de comunicarse entre sí. Simplemente no quieren hablar con nosotros. Hombre, si hubiera tenido Snapchat, WhatsApp y TikTok cuando tenía 15 años, habría sido un éxito total con las mujeres, creando videos divertidos para hacerlas reír tímidamente y matando con bromas concisas.

 

via GIPHY

 

En cambio, mi principal forma de comunicación con el sexo opuesto se produjo a través de cintas de casete. Noble, pero triste. Y ahora están de vuelta, así que desempolven esos Walkmans, chicas, y prepárense para darle al PLAY. No, no avances rápido. No toques eso. Te perderás esta gran canción de Tears for Fears.

 

La gran década de los 80

 

Todo el mundo en la década de 1980 tenía mil cintas de casete, compradas a granel en su tienda de música local para poder grabar canciones de la radio o directamente del LP de un amigo en un C90. Para los menores de 40 años que leen esto, un LP es un álbum de larga duración, un disco de vinilo. Es posible que hayas visto DJs usándolos en clubes nocturnos. Ja, ja, ¿recuerdas las discotecas?

 

Para los adolescentes que leen esto, los clubes nocturnos eran edificios donde los jóvenes cachondos solían congregarse en gran número para bailar, beber bebidas alcohólicas y gritarse unos a otros sobre la música. Pregúntale a tu papá. Un C90 era una cinta de casete de 90 minutos; por cierto, y la radio es lo que suelen llamar podcasts.

 

via GIPHY

 

De vuelta al pasado

 

Basta de explicaciones. ¡Los casetes están de vuelta, bebe! En la primera mitad de 2020, se vendieron 65,000 álbumes en casete en el Reino Unido, aproximadamente la misma cantidad que en 2002. Y no son solo discos de nostalgia comprados por la generación X.

 

Lady Gaga lanzó su último álbum, Chromatica, en mayo de 2020, y desde entonces ha vendido 12,000 copias en casete, tanto en cinta individual como en paquete triple. Billie Eilish y The 1975 también han vendido montones de álbumes en casete.

 

¿Hartazgo con el mundo digital?

 

Parte de esto quizás se pueda atribuir a la manía de encierro y la necesidad de distracción a través de dispositivos novedosos. Ciertamente fui el primero en la línea virtual para comprar todas esas consolas de juegos retro en miniatura. Tengo un Super Nintendo Classic Mini, una Commodore 64 y un PlayStation Classic acumulando polvo en el armario ahora mismo.

 

via GIPHY

 

Pero el auge de las cintas de casete también puede estar relacionado con el hecho de que todos estamos hartos del mundo digital.

 

Paciencia, la clave de los casetes

 

El 2020 nos ha visto agotar todas las buenas opciones en Netflix, escuchar nuestras canciones favoritas tanto en Spotify que no podemos soportar el sonido de ellas nunca más, y cerrar nuestras páginas web porque las noticias son tan deprimentes y, vamos, acéptalo, jodidamente aburrido.

 

Los casetes nos mantienen en el ahora y nos obligan a involucrarnos con todo el álbum porque saltar a la pista siete simplemente no está en las reglas. Se tarda una eternidad. Es mejor que escuches el álbum tal y como lo concibió el artista. Relájate y deja de ser tan impaciente.

 

Un revival que ¿llegó para quedarse?

 

Como es habitual con los revivals, mucha gente afirma que es una moda pasajera, que la juventud de hoy pronto se cansará de la engorrosa cinta magnética, especialmente cuando el reproductor se la come y hay que volver a enrollarla minuciosamente con un lápiz. Y, sin embargo, muchos reproductores de casetes retro geniales y Walkmans de imitación ahora están a la venta en las grandes tiendas y puntos de venta de productos electrónicos de todo el mundo, por lo que la demanda definitivamente está aumentando.

 

Press play

via GIPHY

 

El sonido de baja fidelidad está regresando porque es arenoso y divertido. Extrañamente, en una era de contenido digital inusual, escuchar y grabar en una cinta de casete es emocionante. Además, enviar un mixtape a una chica, completo y con tu propia tarjeta de incrustación escrita y dibujada a mano, está de moda. Es individualista, es físico, maldita sea, es francamente sexy. Así que desliza tu casete en el reproductor junto a la cama durante 90 minutos y presiona PLAY.

 

Si no nos crees, incluso Forbes ha estado hablando sobre el regreso del casete.

 

En caso de que te hayas perdido la pequeña propaganda en las noticias por el relativo infierno del resto de las noticias, el inventor de la cinta de casete murió hace poco, lo que hace que los que llegamos a cierta edad nos sintamos un poco mal por el resto de ustedes, ya saben, cuando no solo estamos molestos con ustedes.

 

 

 

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *