Sex-positive: hablar de una sexualidad sana, natural y libre

¿Sabes qué es el “sexo positivo”? Te contamos un poco más.

 

Sexo positivo o sex-positive

 

Si no tienes idea de qué hablamos, no te preocupes, imaginábamos que pocos iban a saber qué significa este término, ya que en México no es demasiado conocido, por lo que esta es una buena oportunidad para hablar de este concepto tan importante.

 

El concepto “sexo positivo” hace referencia al movimiento “Pro-Sexo” o de “Positivismo Sexual”. Este es un movimiento social, filosófico que fue instaurado por las feministas pro-sexo de los años 80.

 

El sexo positivo promueve la educación sexual para una sexualidad más saludable, placentera y experimentada en la que el sexo sea visto sin jerarquías entre lo “normal” y lo “diferente”. Hablar de “sexo-positivo” es hablar de una sexualidad sana, natural, libre y, en definitiva, positiva.

 

Entrevistando a los mexicanos

 

JOYclub, entrevistó a la gente que pasaba por las calles de México para conocer qué saben de sobre la sexualidad libre y el sexo positivo y nos compartió los resultados. Esto fue lo que encontró.

 

Ambiente liberal

 

via GIPHY

 

Muchos de los y las entrevistadas tenían una idea bastante clara de lo que es el ambiente liberal. Sin embargo, aunque no hay definiciones “oficiales” de ninguna academia de la lengua, nos atreveremos a afirmar que hay dos definiciones diferentes en función de si hablamos del ambiente liberal o de una relación liberal.

 

Para referirse al ambiente liberal, la definición de una de las entrevistadas fue perfecta:

Es el ambiente en el que se incluye desde kinks a relaciones poliamorosas, BDSM, y demás. Son aquellas sexualidades no tan normativas dentro de lo que es la sexualidad convencional”.

 

Si hacemos referimos a las parejas liberales, estamos hablando de un tipo de no-monogamia en la que una pareja es estable y cerrada en lo afectivo, pero que no se considera exclusiva en lo sexual. A este respecto, cabría diferenciar a las parejas swingers de las liberales.

 

Es decir, las parejas liberales son aquellas en la que los miembros de la pareja pueden tener encuentros sexuales con terceros de forma independiente. Por otro lado, los swingers solo tienen sexo con ambos miembros presentes (aunque sea en habitaciones separadas) y, comúnmente, se asocian al intercambio de parejas.

 

Fetiches

via GIPHY

 

La RAE define el fetichismo como, “desviación sexual que consiste en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo”, sin embargo, habría que preguntarse por qué tiene que ser una desviación sexual el excitarnos con algo fuera de lo que convencionalmente es objeto de deseo.

 

BDSM

via GIPHY

 

Muy pocos entrevistados conocían las siglas BDSM, aunque una de las entrevistadas explicó su experiencia con este conjunto de disciplinas:

En el BDSM se juega con las vulnerabilidades y los roles de cada persona en un ámbito erótico. No es sólo la relación sexual, el acto, no es eso. Vamos a jugar, vamos a ver dónde están los límites de cada uno y vamos a disfrutar”.

 

En resumen, el BDSM es una filosofía de vida que une varias disciplinas: bondage, dominación / disciplina, sumisión / sadismo y masoquismo.

 

Todos tenemos conceptos distintos y gustos a la hora de hablar de sexualidad, sin embargo, el hablar del sexo positivo y la sexualidad libre debe dejar de ser tabú para impulsar una correcta educación sexual.

 

 

 

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *