La eroteca

La eroteca, revolución erótica

El erotismo en cualquiera de sus formas permite que el ser humano se ponga en cuestión, es decir, es una experiencia que consiente en que la vida íntima vibre a través de las fuerzas que intervienen en la experiencia erótica, en contraposición con los afanes del mundo moderno.

 

Afirmación de vida

 

Según Georges Bataille, pensador y escritor francés, el erotismo es la afirmación de la vida que pasa por la muerte. En el erotismo acontece la continuidad de la vida de forma exuberante, por lo cual el hombre a partir de una necesidad de participar de tal continuidad, hace de esta experiencia el puente para comunicarse con la vida.

 

La eroteca

 

Es a partir de esa desmesura, de ese momento erótico desbordado de carne que nacen los proyectos como La Eroteca, una plataforma online enfocada en la exploración consciente del erotismo y la sexualidad positiva diversa.

 

Sus creadoras

 

Iraís Bermejo, comunicadora social con intereses en gestión cultural, y Anabel Venegas, diseñadora e ilustradora, se conocieron en 2017 a partir de una experiencia inmersiva erótica llamada “El Festín”, la cual estaba compuesta por instalaciones escénicas en la que el público era invitado a compartir un recorrido sensorial dentro de una sede secreta.

 

La Eroteca

 

En ese momento a ambas les interesaba el erotismo como un tema de exploración artística y performática, y fue a partir de entonces que concibieron la creación de un espacio en el que se pudiera comprar un juguete sexual y además se tratasen temas ligados a la sexualidad a través del arte, la cultura y el placer.

 

La idea inicial era crear una concept store en la cual pudieras comprar desde un lubricante de CBD hasta el vibrador más avanzado, tecnológicamente hablando. Si buscas el succionador de clítoris más top, aquí lo vas a encontrar. Si lo que quieres es explorar la próstata, en La Eroteca puedes encontrar varias opciones para hacerlo. Junto a esto, se ofrecen asesorías personalizadas y talleres.

 

Formalmente, Iraís y Anabel comenzamos a trabajar en La Eroteca en 2019 y fue en plena pandemia, en 2020, cuando lanzaros el proyecto de la tienda online al público. Como designio divino, durante la cuarentena, con el deseo de las personas por conectar, La Eroteca fue todo un éxito.

 

Talleres

 

En esta búsqueda del otro y de uno mismo en un momento en el que todo parecía incierto, Iraís y Anabel se encontraron con una audiencia muy hambrienta de erotismo, sensualidad y sexualidad positiva. Fue en 2020 que se dieron a la tarea de nutrir la conversación a partir de la creación de ocho talleres interdisciplinarios en los que se pudieron observar distintas perspectivas sobre el tema.

 

El lanzamiento de La Eroteca se dio durante un momento clave en el que el e-commerce y la venta de juguetes sexuales se incrementó bastante.

 

Juguetes sexuales

 

Para Iraís y Anabel, los juguetes sexuales son herramientas de autoconocimiento y exploración, y la sexualidad es una parte esencial del bienestar integral.

 

El autoconocimiento tiene que ver con la exploración y la apropiación de nuestro cuerpo y placer, además de ver a la sexualidad como algo que va más allá de un riesgo o un fin reproductivo.

 

La eroteca

 

Como con todo lo que siempre ha presupuesto el autoconocimiento, La Eroteca ha sido vista por cierto público como un proyecto transgresor.

 

Nos hemos tenido que enfrentar a la censura de Instagram y de Facebook. No tenemos el alcance que deberíamos tener y algunos medios no quieren pautar con nosotras. Incluso ahora que estamos comenzando nuestra campaña de los activistas del placer, muchos medios de comunicación aún no se animan a hablar de estos temas. El sexo y el erotistmo sigue sienDo un gran tabú, y aún no se entiende que el placer va más allá de los genitales. Sin embargo, con mucho esfuerzo hemos podido construir una comunidad incluyente y sexopositiva.

 

Aunque el público de La Eroteca es mayoritariamente femenino, a sus creadoras les interesa hablarle a todos.

 

Con la curaduría que llevamos a cabo en nuestra plataforma, buscamos hablarle a cuerpos con vulvas y cuerpos con penes sin asumir géneros, pronombres ni orientaciones sexuales.

 

Activistas del placer

 

En La Eroteca se pueden encontrar juguetes sexuales como los de Lora DiCarlo, activista del placer oficial y marca de culto que utiliza la más alta tecnología robótica para crear juguetes femeninos a la altura de las más altas expectativas; Lelo, marca sueca de alta tecnología que utiliza vibraciones sónicas; y Mystra, una marca mexicana con un enfoque más holístico y que ofrece dildos de cristal y huevos Yoni.

 

La eroteca

 

Por otra parte, también cuentan con lubricantes como Babe Lube que incluye en su fórmula CBD, condones incluyentes como la marca JAPI y B-Vibe, una colección premium de productos de juego anal de tecnología avanzada fundada por la educadora sexual certificada Alicia Sinclair.

 

Todos estos productos tienen el común denominador de ser el resultado de proyectos que hablan del placer consciente, son sustentables y comparten nuestra filosofía de la sexualidad positiva.

 

Recientemente entró al catálogo Vulvatopia, libro de la Dr. Fabiola Trejo, el cual es un proyecto y una publicación autónoma en el que se ha recopilado fotografías de las vulvas de algunas mujeres que han asistido a Bodysex en México desde el 2015.

 

Buscamos productos que no solamente den placer a los genitales sino que también alimenten la mente.

 

Iraís y Anabel te invitan a explorar y a cuestionar aquello que te gusta y te da placer.

 

a entender que el placer tiene que ver con el permitirse ser y no con el deber ser. Además, te sugerimos generar espacios que te permitan conectar primero contigo mismo y después con el otro, para lograr prácticas que no se enfoquen solamente en la penetración, como lo sería el edging, el cual consiste en detenerse cuando parece que vas a llegar al orgasmo para después volver a intentarlo, y así ampliar tus horizontes eróticos.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *